mié. Oct 23rd, 2019

Hospital Angel Larralde se convirtió en consultorio

Basta con pasar el umbral del Hospital Universitario Ángel Larralde, conocido popularmente como Hospital Carabobo para notar algo diferente: el vacío.

El bullicio, la aglomeración de pacientes, acompañantes y visitantes ya no es tal, no es la acostumbrada ahí y en otros centros hospitalarios, la razón? pues, solo funcionan algunas consultas, el resto de servicios se encuentran cerrados.

Tuve la oportunidad de subir a traumatología y observé de primera mano servicio cerrados, camas que antes albergaban a pacientes en tratamiento o recuperación hoy están arrumadas, quirófanos cerrados, etc. Sus pacientes hoy contribuyen a colapsar los servicios de otros centros hospitalarios agravando la de por sí difícil situación de la salud en Carabobo bajo la mirada al parecer indiferente de quienes la dirigen. Mi familia, y yo particularmente, nos servimos de él en diferentes oportunidades: fuí operado del tunel carpiano, mi mamá operada del trigémino, un hermano de 2 hernias, una sobrina dió a luz ahí y otra hospitalizada y tratada por un síndrome del cual se recuperó, por lo que verlo en tal estado de abandono es muy lamentable. Cómo es posible que sus autoridades actuales no hagan un esfuerzo en recuperarlo? de que se ocupa la dirección de esta institucion?

El hospital se mantiene en pie por la mística de su personal, gente que no percibe un salario digno y que en su mayoría ya cumplió sus años de servicio y aun estan ahi, atendiendo, una enfermera TSU con más de 30 años de servicio y que percibe solo Bs 40 mil quincenal no acude a trabajar por el sueldo, lo hace por responsabilidad, eso mismo sucede con auxiliares que ganan menos o las camareras, secretarias, médicos y demás personal administrativo.

Es que ni agua potable suministra la dirección de esa institución, es gracias a la generosidad de una ONG que la reciben.

Carabobo es un estado industrial, ciertamente muy disminuido pero que aún conserva muchas empresas, las cuales cotizan al IVSS, ese solo argumento bastaría para exigirle al IVSS la dotación adecuada de todos sus servicios y el pago justo para todo sus trabajadores, pero la crisis humanitaria por todos conocida obliga a abocarse a resolver y poner en marcha este importante centro de salud.

En nombre de los carabobeños hacemos un llamado al gobernador Rafael Lacava, aunque no es su competencia directa, a visitar la institución, verificar por sí mismo las condiciones en que se encuentra y gestionar en Caracas su recuperación y puesta en marcha, no esperemos que el personal que queda termine por abandonar y retirarse.

Ing. Eduar Yépez

Dirigente Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *